Historia de las básculas de precisión

Las básculas de precisión son instrumentos de medida que todos usamos y necesitamos a lo largo de nuestra vidas en multitud de operaciones y procesos, cuando se realiza una compra de un producto este ha sido pesado  o medido previamente para ajustar su precio según la cantidad que va a ser vendida. Las básculas digitales son una evolución de las tradicionales balanzas que durante siglos han permitido a diferentes civilizaciones el intercambio de materias y productos que no podían ser contados por piezas.

Existen indicios entre los 5.000 A.C y 2.500 A.C en la zona de Egipto ya se usaban rudimentarios objetos que serían los precursores de las balanzas. Durante muchos años las balanzas se fueron perfeccionando pero no fue hasta hace apenas unos siglos cuando las transformaciones industriales y tecnológicas permitieron crear las básculas de precisión que hoy conocemos con aplicaciones en campos tan amplios como diversos.

Gracias a estos avances hoy en día podemos encontrar una gran variedad de básculas especializadas, cada una adaptada a una necesidad, desde enormes y complejas básculas para pesaje industrial (camiones, gruas….) hasta las más sensibles y delicadas para uso en laboratorios e investigación.

También nos hemos beneficiado de estos avances ya que hoy en día al ser un objeto tan popular podemos encontrarlo en cada cocina o baño de cualquier hogar y beneficiarnos de sus ventajas.